LAS FLAVIADAS

'Las Flaviadas' son sesiones semanales de apreciacion musical iniciadas por Dn. Flavio Machicado Viscarra realizadas en Sopocachi desde los años 30

Leer Mas

Biblioteca

Creemos en el libre acceso a la información. Más de 20.000 libros y periódicos que esperan ser leídos y consultados de manera gratuita.

Aprende Mas

Archivo Historico

Una ventana a la vida cotidiana, el contexto social y político de tres generaciones de bolivianos, constituyendo un invaluable recurso para la investigación de la historia de Bolivia.

Lee Mas

La Casa Resuena

Una casa y varias ideas que se convirtieron en un concierto en vivo, que a su vez se volvieron imagen y sonido.

Lee Mas

Colabora

Queremos promover una sociedad civil comprometida y activa, tú puedes ser parte ¡acompáñanos!

Forma Parte

EL FLAVIANO

BBC

Escucha la nota de la BBC sobre Las Flaviadas

EL FLAVIANO

Una coleccion de 27 programas sobre la historia de la musica

VIDEOS Y NOTICIAS

Gracias a Lara Jacoski y Patrick Belem de Bem-te-vi por acercarse y compartir con nosotros 100 años de Flaviadas 1916-2016

Todos los Videos Todas las Noticias

BOLETINES ONLINE

De los Andes al Amazonas

Todos los Boletines Publicaciones
y Exposiciones

Este mes recordamos a:

Joseph Maurice Ravel (1875-1937)

Compositor francés del siglo XX. Su obra, frecuentemente vinculada al impresionismo, muestra además un audaz estilo neoclásico y, a veces, rasgos del expresionismo, y es el fruto de una compleja herencia y de hallazgos musicales que revolucionaron la música para piano y para orquesta. Reconocido como maestro de la orquestación y por ser un meticuloso artesano, cultivando la perfección formal sin dejar de ser al mismo tiempo profundamente humano y expresivo. Ravel fue, según Marcel Marnat «el más grande orquestador francés», y de acuerdo al dictamen de numerosos melómanos, especialistas o no, uno de los mejores orquestadores de la historia de la música occidental. Su obra más famosa, el Bolero, ¿no debe su éxito sólo a la variación de los timbres y al inmenso crescendo orquestal? Maestro curtido en el manejo del timbre (aunque sin ser él mismo adepto de numerosos instrumentos), sabiendo encontrar el equilibrio armonioso más sutil, Ravel supo trascender numerosas obras originales (generalmente escritas para piano) y otorgarles una nueva dimensión, tanto obras suyas (Mi madre la oca, 1912, Valses nobles y sentimentales, 1912, Alborada del gracioso, 1918, La tumba de Couperin, 1919...) como de sus eminentes colegas: Mussorgsky (Khovantchina, 1913), Schumann (Carnaval, 1914), Chabrier (Menuet pompeux, 1918), Debussy (Sarabande et Danse, 1923) o incluso Chopin (Estudio, Nocturno y Vals, 1923). Pero sería la orquestación de los célebres Cuadros de una exposición de Modest Petróvich Mussorgsky, comisión de Serge Koussevitzki para la Orquesta Sinfónica de Boston terminada en 1922, la que sentó definitivamente la reputación internacional de Ravel en la materia. Su versión sigue siendo referencial y eclipsa la de otros compositores que lo han intentado. Los Cuadros orquestados por Ravel forman parte, junto al Bolero, de las obras francesas más interpretadas en el extranjero.